sábado, 8 de enero de 2011

Presentación: "Abrieron las ventanas", una novela surgida de un sueño


"Mi novela Abrieron las ventanas surgió de un sueño. Soñaba que estaba viendo una película en el antiguo cine Arango de Gijón. Me veía a mí mismo en la pantalla, vestido de época, con un candelabro en la mano, junto a una mujer vestida de época. El desasosiego que me produjo aquel sueño he intentado traspasarlo a la novela. El proceso de escritura ha sido largo, porque al igual que la Mansión que protagoniza la historia, la novela ha tenido vida propia. A veces escribía sin problemas, en otras partes daba cientos de vueltas a algún concepto. Finalmente he tardado en escribirla unos 15 años. Creo que ha sido la novela la que ha decidido que debía acabarlo, en lugar de decidirlo yo." –Afirmó Raúl Hernández Garrido en el encuentro con medios de comunicación que ha tenido lugar esta mañana en Madrid.
Abrieron las ventanas fue II Premio Irreverentes de Novela. Es una obra que se mueve entre el terror psicológico, la novela gótica, el thriller, y la novela negra urbana. El protagonista es un terrorista que ha cometido una masacre en un tren, un hombre en fuga. Huido, le acoge una Mansión misteriosa. Allí encontrará dos mujeres y un enigma; una historia de deseos oscuros y fantasmas. Nada es lo que parece, salvo el terror cotidiano. En esta novela de espejos subyace una duda: ¿Es verdad alguna de las certidumbres a las que nos agarramos?
Para Raúl Hernández Garrido, “hay una metáfora muy ácida de la realidad. La Mansión que acoge al huido es al mismo tiempo un útero materno que le protege y una cárcel que en cada momento le recuerda que está preso. Los espejos y las ventanas son también una metáfora. Es como decir, cuidado con mirar al interior, porque lo que está encerrado se puede escapar. El huido se encuentra con dos hermanas con las que pretende mantener una relación amorosa, y sin darse cuenta pasará de cazador a cazado, se convertirá en objeto sexual Es el retrato de cómo vivimos, en realidad, aunque bajo el prisma de una novela gótica”.
Abrieron las ventanas es la primera novela de Raúl Hernández Garrido. Ha escrito relatos incluidos en antologías como Poeficcionario, 250 años de Terror y Microantología del Microrrelato. Sobre todo, ha desarrollado una larga carrera como dramaturgo, distinguida con premios como el Lope de Vega, el Born, el Calderón de la Barca y El Espectáculo Teatral. Es guionista y director de los largometrajes Escuadra hacia la muerte, basado en la obra de teatro de Alfonso Sastre (2006) y Antes de morir piensa en mí (2009).